Ejercicio. As de copas y templanza (Tarot Rider Waite)

Trabajo con ejercicios de imagery con las cartas del tarot Raider Waite porque tienen una alta vibración y las imágenes con claras y radiantes. Nuestra parte intuitiva, espiritual, creativa del cerebro, entiende el lenguaje de las imágenes. Sólo con verlas entiende el mensaje perfectamente. No es necesario hacer nada, en realidad, sólo observarlas, y esa parte del cerebro lo sabe, pero si además entramos en ellas como en un sueño, como en una escena de una película y las exploramos, profundizamos más y limpiamos nuestro subconsciente.

Suelo decir imagina que ves esto o haces aquello al entrar en la carta… bueno, no todo el mundo “ve”, algunas personas “oyen”, o “saben” o “sienten”, en cada uno, la intuición y el contacto con nuestro interior es particular. Lo que es importante es “la intención” con tener la intención de hacer o seguir las pautas del ejercicio, es suficiente, y más sabiendo que no estamos solos. Nuestra Alma, nuestro Ser Superior, los Ángeles y Seres Divinos nos ayudan, siempre están a nuestro lado y si pedimos, o les llamamos, siempre responden.

El As de Copas, mi querida maestra (consejera/amiga/familia) Belinda lo llama la “carta de los Milagros”. Si necesitas un milagro en tu vida, contempla esta carta unos minutos y pide un milagro. Es la Copa del Amor Divino, de la Energía de la Madre Divina, de la emoción y los sentimientos.

La Templanza es la carta del equilibrio y la paciencia, la armonía. Para mí, el Ángel que hay en ella, es el Arcángel Miguel, pero donde hay un Arcángel están los 12 Arcángeles, siempre trabajan en equipo.

Este es un sencillo ejercicio para saber que milagro necesitas en tu vida, y que te sea más fácil recibirlo.

Por favor, elige un lugar cómodo, puede ser sentad@ en un buen sillón, o incluso tumbad@. Empieza a respirar tranquilamente. Respirar es muy muy importante. Inhala profundamente, de forma que el oxígeno llegue a todas tus células y exhala despacio, vaciándote bien. Respira profundamente hasta que estés relajad@ y centrad@.

Ahora, por favor, imagina que entras en el estanque del As de Copas. Las aguas son poco profundas, claras y transparentes, pueden ser de color turquesa, o de cualquier color que te venga a la imaginación y están a una temperatura ideal para ti. Entras con tu niñ@ interior de la mano. Podéis chapotear en el agua, bañaros, jugar… Cuando estéis limpi@s, tranquil@s y felices, podéis acercaros a alguno de los chorros o pequeñas cataratas de Energía de Amor Divino que se derraman de la copa y poneros bajo esa energía de arcoíris. Si os apetece podéis beber esa energía con cálices mágicos que aparecen en vuestras manos a voluntad. Bebed hasta saciaros y cuando estéis rebosantes de esa energía de Amor Divino (puedes incluso convertirte en una fluente de Amor Divino), pregúntale a tu Niñ@ Interior, qué necesita en este momento (qué necesitáis en este momento en vuestra vida). Puede ser una mayor afluencia de dinero, o equilibrio entre trabajo y ocio, o más deporte, o pasar más tiempo en la Naturaleza, o buenos amigos, o incluso algo material como una casa, o un coche; puede ser cualquier cosa, pero sobre todo, oye y escucha a tu Niñ@. Él o ella sabe exactamente lo que necesitas en este momento. Dale las gracias por pasar este rato contigo y por decirte lo que necesitas. Hazle saber que siempre estás para tu Niñ@ y sabes que puedes venir a este estanque, a este lugar mágico, siempre que quieras.

Una vez que sepas lo que tu Niñ@ quiere y necesita (lo que tú realmente necesitas en este momento de tu vida), vas a elegir una imagen o un símbolo para ello. Por ejemplo, si es más afluencia de dinero, puede ser una cartera abierta. Si es algo relacionado con el trabajo, puede ser un ordenador o una herramienta; o si necesitas expresarte, puede ser un bolígrafo, o un instrumento musical… Tú sabrás, y sí, confía en que lo sabrás. Y ahora, por favor, imagina (o ten la intención) que entras en la escena de la carta de la Templanza. Da las gracias al Arcángel Miguel (o al Ángel, Maestr@ Ascendid@ o Ser Divino que te venga a la cabeza o que prefieras) por ayudarte, y entonces, puedes visualizar el símbolo o la imagen de lo que deseas entre la corriente de energía o el flujo que hay entre las dos copas que sostiene el Ángel. Ya verás como todo fluye. Ten la seguridad de que en su momento (en orden Divino, siguiendo la Ley del Uno) vas a contemplar ese milagro en tu vida. Da las gracias por ello.

En mi caso particular, yo necesitaba precisamente mi Niña Interior dirigiendo mi vida, así que lo que llevo haciendo un par de días es imaginar que mi pequeña Mayte y yo, estamos sobre un Unicornio Alado (Pegaso) y nos lo pasamos genial hablando con Pegaso y jugando entre las nubes, y esa imagen, ese sentimiento de júbilo es lo que coloco en el río Violeta (para mí me viene ese color) entre las dos copas. Y doy las gracias a mi Niña, a los Arcángeles y al Universo por este regalo. Gracias. Gracias. Gracias.

Si tienes cualquier duda al hacer el ejercicio, puedes mandarme un email.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información